Seguidores

domingo, 24 de junio de 2018


          LA DEMOLICIÓN 

Amiga, mis pies están quietos,
parezco un árbol tieso, 
enraizada al suelo. 
Pero, mi mente rauda, inquieta, 
pergeñó tanto, levantó vuelo, 
había reservado pasajes, 
y hasta armado las maletas.  

Amiga, quedaron sueños truncos, 
los edificamos uno a uno, 
pero justo en el medio, 
arreció un vendaval inesperado,
que desmoronó absolutamente todo. 

 Hoy , hurgo entre los escombros, 
estoy exhausta, perdida, 
intento buscar la salida, 
hacia el todo, o hacia la nada misma. 

He dejado a la mente en blanco, 
mi alma será timonel y guía, 
pues mi barca perdió su brújula 
cuando aquél temporal cruento, 
volatilizó e hizo trizas 
cientos de sueños y proyectos. 

Amiga, no es fácil, 
nos separa la geografía, 
aunque nos una la vida. 
Quedaron  lazos indestructibles 
que sólo las almas sabias, 
francas e intuitivas, 
sabrán atesorar por siempre. 



Viviana Laura Castagno Fuentes