viernes, 15 de junio de 2018


       LO INCOMPRENSIBLE 



La pobreza material,la indigencia,

y los medios para menguarlas, 
deberían ser la primer asignatura
que tendrían que aprobar
quienes exudan aspiraciones políticas.

Tantos gobiernos he visto pasar,

todos venían imbuídos de vocación salvadora, 
terminar con la inequidad social, 
garantizar la felicidad de los niños, 
y miles de hipócritas promesas redentoras. 

A veces, me pregunto si serán los años, 

pues la madurez pone todo en su justa perspectiva... 
¿Será que mi tolerancia ha menguado, 
o es la consecuencia inevitable 
por tantas décadas de mentiras infligidas?. 

La política es un medio extraordinario, 

para concretar mejoras en la calidad de vida,  los ciudadanos deben ser lo prioritario, 
no debería haber un sólo pobre en Argentina.

¿Dónde reside la causa entonces,

para que duela como duele la pobreza?.
Y regreso a mis años, a mi experiencia,
el enorme fracaso para que una pródiga tierra,
no logre alimentar, curar, educar y cobijar
a sus hijos, cual amorosa madre, 
es la ambición, la indiferencia, la mentira, 
con la que viene inoculada su clase dirigente.


Viviana Laura Castagno Fuentes





             EL ORADOR 


El silencio, 
aunque sea la ausencia de ruidos
posee el don del habla. 
Hay que agudizar los sentidos, 
porque, con cada uno de ellos, 
el aparente silencio 
nos habla, nos comunica siempre, 
es un magistral mensajero. 
Tiene un talento especial,
sabe manifestarse, 
es un generador de ruidos mudos, 
cual hábil orador, 
utiliza su versatilidad escénica, 
para expresarse. 
No crean, no se confundan, 
cuando hay silencio, hay ruidos, 
debemos bucear en el adentro 
habilitar con sutilezas los sentidos, 
para descubrir cuánto nos habla el alma. 


Viviana Laura Castagno Fuentes.