lunes, 23 de abril de 2018

             SER UN FARO 

Ser un "faro" en la vida de alguien 
es sentir que justificamos la existencia, 
es dar al alma la convicción plena
que la luz que irradia puede ser eterna. 


Ser un "faro" en la vida de otros 
es una responsabilidad y una osadía, 
es sentir que podemos iluminarlos 
y que ese haz de luz mutará en guía. 


Ser un "faro" en la vida de muchos 
es sentir que el corazón se multiplica, 
en miles de otros faros orientadores
de silentes y desorientados corazones. 


Ser un "faro" en la vida, es todo un lujo, 
es asumir roles para los que no hay escuela,
ni manuales, ni libros, ni aulas magnas, 
sólo la amorosa acción de obsequiar al alma. 


Ser un "faro" es un gesto de esperanza 
para la tribulación y desazón que anidan, 
es decirles aquí estoy, aquí me encuentro, 
cuando la nave de sus vidas va a la deriva. 




Viviana Laura Castagno Fuentes