jueves, 26 de abril de 2018


             LO INCOMPRENSIBLE


Intuía, le dictaba su sabiduría,
su jardín preciado, por Ella cultivado
con prímulas; rosas ; lilas y jacintos:
amanecería un día despojado.

Sabía, su alma le decía :
que tanta belleza y esplendor
tenía sus días contados,
y a Ella, el miedo la paralizó.

Sus amadas flores, sus obras,
hoy yacen entre escombros,
manos destructivas, mentes erráticas,
le arrebataron sus sueños todos.

Camina, sin rumbo, entre ruinas.
Es tan incomprensible y está triste.
Deberá renacer desde la nada misma,
para sembrar, como lo hizo siempre :
el más esplendoroso de los jardines.


Viviana Laura Castagno Fuentes