martes, 5 de julio de 2016

" LIBERACIÓN" 

Me siento un ave ávida, 
escudriño lejanos firmamentos 
viajo sobre miles de sueños 
expando mis alas con el pensamiento.

Ser un ave, significa elegir ser libre, 
ir en busca de la felicidad deseada 
levantar los pies del suelo 
arriesgar el todo y la nada. 

Implica emancipar al alma 
cuando ha sido lacerada, 
elevarla hacia cielos eternos 
garantizando que estará preservada.

Soy un ave, porque elijo serlo, 
mi cuerpo se torna etéreo 
se esfuman los límites internos 
ya nadie osará mutilar mi vuelo. 

Viviana Laura Castagno.



 " ANHELOS "

Anhelo escuchar el silencio,
mirar las nubes disfrazando al cielo,
oír al viento tocar su melodía
percibir la paz que en la natura anida.

Anhelo arrojar piedras al río,
pisar la arena tórrida y blanca,
dibujar siluetas con mis huellas
antes que las bese y deshaga el agua.

Anhelo trepar a los árboles todos,
esconderme en el espeso follaje,
atisbar la otra orilla del río
imaginar que allí comienza el viaje.

Anhelo impregnar mi retina
con tanta magnificencia cual arte,
empapar con su belleza mi alma,
invitar a este milagro a perpetuarse.


Viviana Laura Castagno.




"CUÉNTAME"... 

Cuéntame un cuento, 
que hable de risas, 
de niños jugando libres, 
etéreos, cual brisa. 
Cuéntame un cuento, 
donde haya un cielo azul 
para elevar una cometa
que trocará la oscuridad en luz. 
Cuéntame un cuento, 
habitado por jardines mágicos 
vestidos con trajes multicolor
donde las aves vuelen sin miedo 
porque no habrá jaulas, tampoco dolor.
Cuéntame un cuento, 
que despierte a la emoción 
duerma a la indiferencia 
y eclipse a la sinrazón. 
Cuéntame ese cuento, 
deseo acariciar la plenitud 
imaginar a un mundo más justo
con amor, justicia y gratitud. 
Cuéntame un cuento, 
despabila a la niña que mora en mí 
silencia a esta mente ágil 
y acuna lo que soy y lo que fuí . 
Cuéntame un cuento.... 

Viviana Laura Castagno. 






"LA VIDA" 

Tal vez la vida es un reto diario, 
subir cuestas empinadas, 
caminar por escarpados desfiladeros 
acariciar el todo y la nada. 

Navegar mares procelosos 
adentrarse en las tempestades
para empaparse el cuerpo y el alma 
trayectos obligados del aprendizaje. 

Tal vez sea primavera eterna a veces, 
nos envuelva en fragancias sutiles 
nos seduzca con rosas aterciopeladas 
y pinte en el cielo bellísimos arcoiris. 

Es la vida, momentos fugaces, 
deslumbra con sus luces iridiscentes
lastima hondo con sus soledades 
seduce con sus disfraces sutiles 
mientras dura el viaje. 



Viviana Laura Castagno.