Seguidores

lunes, 7 de marzo de 2016

             CANDOR DE NIÑA


Mamá... ¿se ahoga el sol cada tarde?. 
Era la pregunta que una mente inocente ,
imaginaba cuando las luces del día 
creaban su espectáculo en el poniente. 

La madre, tomaba sus tiernas manos, 
miraba a la niña y ensayaba la explicación, 
no era fácil convencer a una mente pura, 
que no moría el sol,que sólo era una ilusión. 

¿Cómo explicarle,que son fenómenos naturales,
como ver en el cielo estrellas o a la luna plácida,

en el océano mirarse ,cómo convencer,
a una niña por candores habitada?.

 
Debía ser muy cuidadosa para responder,

su niña mágica veía a un sol desaparecer
y Ella deseaba que la ilusión se mantuviese.
Recién descubría la vida y con los años vendrían
otras realidades, que su niña por sí misma descubriría.
 


Viviana Laura Castagno Fuentes