lunes, 1 de febrero de 2016

"PEQUEÑOS ARQUITECTOS DE LA NOCHE"

Está acercándose la noche y hay que estrenar el escenario. El día armó sus maletas, escondió a su sol en una de ellas y partió rumbo a otros lares.
Hay que apurar el armado, ya está teñido el cielo de un azul profundo y esperando que pinten y dispersen sus estrellitas.
Son tan importantes, millones de ellas esparcidas con sumo cuidado, colaboran con la iluminación del imponente cielo.
¿Dónde está la luna?, pregunta la noche que está muy cerca, la tengo dice el niñito y estoy subiendo la escalerita para colgarla ya mismo.
¡Muy bien niños!, ahora habrá que conectar todo, quiero a mi cielo encendido con luces que fulguren y titilen con gran magnificencia.
Ahora a descansar, muchas gracias por la colaboración, velaré sus sueños y los despertaré con un beso en el instante preciso en que ceda mi cielo al día.

Viviana Laura Castagno .





" ROMANCE NATURAL "

¿ Me parece o hay romance aquí?, estás sola, a nadie engañas, adelante amiga mía que la vida es muy breve.
Compartimos el mismo gusto, son muy bellas las flores y miran todas al cielo donde estás.
¿Cómo será el proceso de seducción luna?, imagino que intentarás coquetear con tu luz brillante y encandilarlas tal vez.
Ellas están extasiadas, giran sutilmente y te observan con extrema admiración ; siguen tu desplazamiento, aunque es delicado e imperceptible te diré.
¿Qué harás ahora? , porque ellas no se moverán, tendrás que ser muy hábil para conseguir tu intento de seducción.
¿Te sugiero algo luna bella?, míralas de frente, prende tu blanca luz y ellas sentirán que las acaricias ya verás.
Estuve observando todo, tu amorosa mirada las conmovió, sin que ellas lo advirtieran, toqué los pétalos de una y había gotas de rocío cuál lágrimas de emoción.
Felicitaciones, el magnetismo funcionó, ellas dormirán muy plenas esta noche bajo la calidez de tu mirada atenta y la protección de cientos de árboles frondosos, que fueron testigos mudos del romance de las flores silvestres y una luna osada que sucumbió de amor. 

Viviana Laura Castagno .






" EL SOL EN RETIRADA "

¿ Has emprendido la huída sol, hacia qué horizontes te marchas?, mis ojos han visto cómo tornaste a tu cielo con variados e intensos colores y fuiste apagando la luz, casi imperceptiblemente , hasta desaparecer con la magia perfecta que la natura con creces pergeñó.
¿ Hacia qué lugares te has ido a esparcir tu imponente luz? ; me he quedado atónita, brindaste el más imponente de los espectáculos hoy y estarás armando el otro escenario para que despierten quienes duermen aún.
¿ Cómo no agradecerte por tanta belleza desplegada ?, tu obra magna define dos momentos en el día, con el mismo artista que enciende y apaga las luces de un cielo eterno que es todo luz un rato y oscuridad después.
No existe nada que genere tal impacto en mi vida toda como lo son el alba y el crepúsculo, imponentes fenómenos que la natura nos ofrece sin solicitar nada a cambio ; solamente nuestra atención, que siempre anda divagando y distraída en cuestiones que agobian demasiado a nuestro sensible corazón.

Viviana Laura Castagno.

" MI OBSEQUIO "

Querida luna, estamos de nuevo juntas, hemos despedido al sol, estará muy lejos encendiendo despertares y suspendiendo sueños.
Es nuestro turno ahora, total, estamos solas y no hay nadie que nos interrumpa.
Luna bella, hoy fuí osada y pedí permiso a dos esbeltos troncos para obsequiarte un columpio.
¿ Lo has visto, o aún estás adormilada?, es hermoso, podrás jugar conmigo un rato, si lo deseas claro. Intenté hacer uno tan parecido al que mi Padre armó para mí hace muchos, muchos años, confieso que es idéntico.
Ven luna, acerca tu faz, ésa, la que más fulgura e intentemos hamacarnos juntas.
¿ Se siente bien, no te asusta?, toma las cuerdas con tus manos y daré un pequeño envión, será muy suave te prometo.
Se siente al viento en las mejillas ¿ es así amiga?, me encantaba jugar en el columpio, imaginaba que podía robarle una estrella a tu cielo, pero jamás pude hacerlo.
Te ha gustado, tu cara lo dice todo, brilla como nunca, hasta estás encegueciéndome te confieso.
Tranquila, lo he detenido, ahora baja despacio, puede que te genere un pequeño mareo, pero no es nada luna, superarás enseguida.
¿Puedo ayudarte amiga mía ?, debes seguir alumbrando ; sube despacio a tu cielo pues está ansioso esperando, porque una mujer niña te arrebató un momentito para que juegues con ella sus viejos y añorados juegos.
¡Muchísimas gracias amiga luna, sol de mis noches a veces tan eternas y vacías!.

Viviana Laura Castagno .


" PASEOS PECULIARES "

Y sí , la infancia está asida a mí , en cada intersticio , recorre mis venas , se instaló en mi piel y se acurrucó para siempre en mi alma.
¿Cómo no amarla , si de ella emanó la mujer que ahora soy?. Siempre digo que fuí esculpida por una niñita inmensamente feliz .
Entre los tantos recuerdos que amueblan mi ser : hay juegos diversos , rondas con amigos ; barriletes que surcaban los cielos  y los paseos interminables en una bellísima bicicleta que mi Padre me obsequió .
Tal vez , ése sea el más intenso de los esparcimientos , mis viajes hacia sitios recónditos de la ciudad en la que nací .
Todo tenía un significado muy  especial , andar en bicicleta sabía a aromas de jazmines y glicinas que se derramaban por doquier ; era aprender a sortear a las piedras que evitaban las caídas y escudriñar con mirada de sorpresa eterna cada lugar que me atrevía a explorar .
Era una niñita audaz , aunque con la cuota necesaria de responsabilidad .
Mis viajes terminaban en un mismo lugar  , solamente matizaba los senderos por dónde llegar a una zona majestuosa : aún existe , está en mi Ciudad Natal y es donde el Río Uruguay acaricia ,  baña ,  a piedras enormes de formas diversas esculpidas por una arquitecta  natural .
Ése era mi destino final , llegar en mi bicicleta hasta donde las aguas de un río bellísimo marcaban el límite exacto a mi paseo primaveral .

Viviana Laura Castagno Fuentes 

" EL VIEJO ALJIBE "

Un aljibe , me remonta a mi infancia tan plena y tan rica.
Jugaba en los patios que los tenían , imaginaba que de mí dependía que todos tuviesen agua ; bajaba los baldes hasta profundidades que me parecían infinitas y recogía de nuevo , con su carga de agua muy fresca , como si una capa de hielo la cubriera. 
¡ Qué maravillosa infancia he tenido ! , soy su producto , ella me representa en cada intersticio de mi alma .
Puedo fingir por un rato ,  que soy una mujer de 58 años , pero la niña que me amuebla grita y su presencia se impone con gran ímpetu y sana alegría.
A veces siento que no es un recuerdo mi infancia , porque ella vive conmigo y tiene en cada actitud mía , la licencia que le concedo sin límite establecido .
Sí , así soy , una niña que finge ser mujer de a ratos , pero retorna a los brazos de aquélla niñez tan plena , tan pródiga y tan intensamente rica.

Viviana Laura Castagno Fuentes



" SÓLO ERA UN SUEÑO "

Por este sendero encontré a la luna, intenté tocarla, elevé mis pies para alcanzarla con un pequeño y sostenido salto.
Yo deseaba acariciarla, contemplar de qué material estaba hecha ; si era suave cuán pétalo de rosa o tal vez áspera como un muro de viejas rocas .
Pero algo sucedió en el medio de mi intento, ella me habló en silencio, me explicó que acariciar su faz era sólo una fantasía .
Desperté perdida, sin comprender qué había sucedido : ¿realmente conversé con ella y me habló en silencio de veras?.
Luego descubrí, había estado sumida en un bello y mágico sueño ; hablé con la luna, intenté despegar mis pies del suelo, pero en el instante justo en que lograría tocarla : la luz radiante del sol me devolvió a la realidad y todo aquéllo se quedó en un hermosísimo e irrealizable sueño.

Viviana Laura Castagno Fuentes 



  " NUNCA BAJARÉ , JAMÁS " 

Y, sería maravilloso, volar, observar desde las alturas todo lo que sólo vemos con limitaciones.
Imagínense ustedes ¿ Quién logra una visión desde una nube, como si fuese un suave y mullido almohadón? ; nadie, nadie que pertenezca a la especie humana al menos, sólo las aves gozan de semejante privilegio.
Quiero ser un avecilla, pequeña, para tener autonomía y liviandad en mi vuelo, miraré con gran avidez todo y a todos y tal vez hasta tenga habilitada la posibilidad de ayudar a quién lo amerite .
Sí, quiero ser un ave, diminuta para pasar casi imperceptible, pero fuerte para extender mis alas , que seguramente acariciarán alguna mejilla o secarán alguna lágrima cuando descienda mi vuelo y roce un alma lastimada.
Definitivamente, deseo levantar mis pies de la tierra y vestirlos de sutiles alas, para otear la vida desde otras perspectivas y sanar las heridas del cuerpo, del alma, de todos aquéllos que lo necesiten.
Ése es mi sueño... ¿Lo haré realidad algún día?. 

Viviana Laura Castagno.

" LIBERAR ES EL DESTINO" 


¿Qué miras, hacia dónde viaja tu alma ?. 

¿En qué navío la embarcaste ahora 
sabiendo que ella necesitaba 
huir de la prisión en que estaba?. 

Es un gesto de magnanimidad el tuyo, 

pocos obsequian su alma, 
supiste interpretar sus ansias 
conocer otros mundos la desvelaba. 

Ahora tendrás que lidiar con la ausencia, 

no será tarea fácil, el agobio se aposenta, 
pero cuando emancipar es nuestro destino 
vuelven muchas otras almas a resarcirnos. 

Viviana Laura Castagno.





"LA ENTREGA" 

Estoy perdida en mi mundo, 
hurgo en mis entrañas 
busco en mis escombros, 
estar erguida de nuevo procuro. 

Así se siente aquí dentro, 
cuando se entrega el alma 
su ausencia deja un vacío, 
aunque se imponga la calma. 

Son las vicisitudes naturales, 
es un acto de amor la escritura, 
me desnuda por completo 
y me completa aún desnuda. 

Viviana Laura Castagno.