Seguidores

domingo, 10 de julio de 2016

              MIRAR LA VIDA


Mirar la vida con ojos de niño,
supone enmudecer la mente,
dar libre albedrío al alma
derribar paredes, tender puentes.

Mirar la vida con ojos puros,
demanda un cambio de actitud,
dejar que el corazón nos guíe , sin prejuicios ,
despabilando a la virtud.

Mirar la vida como mira el niño,
es quitar grilletes, es liberación,
es pintar colores, abrazar a la ilusión
abrir las puertas todas de la imaginación.

Mirar la vida con ojos tiernos,
es habilitar la espontaneidad,
regocijarse con las simplezas
dar rienda suelta a la ingenuidad.

Mirar la vida como mira un niño,
es abrir las puertas a la felicidad,
quitarse las vendas de los ojos
fluir de la mano del amor y la verdad.




Viviana Laura Castagno Fuentes