Seguidores

miércoles, 2 de marzo de 2016

                       LÁGRIMAS EN EL CIELO


A veces pienso, si los seres humanos hemos evolucionado realmente. 
¿Y qué es evolucionar? me pregunto, y les confieso que me lleno de preguntas y no hay respuestas.

 
Busco, hurgo dentro de mí, deambulo en las profundidades de todo mi ser para intentar responder a estas urgencias. 
No, no hay evolución alguna, nos hemos perdido en el camino hacia el verdadero sentido de la vida y hoy estamos confundidos y atemorizados todos. 


¿Por qué desbaratamos tanto, si era tan simple y sencillo el viaje?. 
Venimos a este mundo para construir nuestra alma, llenarla de amor, no de odios ; rencores ; ambiciones desmedidas y tanta hojarasca inútil. 


Pero, en el sendero estamos extraviados ; creímos que llenarnos de cosas, aparatos evolucionados y posesiones todas, era el seguro destino para ser felices y fracasamos estrepitosamente.

 
Hoy, la humanidad está desquiciada, cedió la paz a una guerra cruenta, donde se confunden sus causas : ¿son económicas; religiosas; políticas o es una brutal amalgama de todas ellas?. 


Sigo buscando las respuestas y les confieso con el alma al desnudo :  "aún no las encuentro". 
Sólo comprendí, que el cuerpito inerte de un bello niño, nos dio un gran zarpazo y desnudó la hipocresía en la que el mundo está inmerso.


¿ Necesitábamos que una foto nos arrancara el alma en pedazos, para tomar conciencia que como Humanidad hemos perdido el rumbo : el camino era el Amor y lo cambiamos por odio?.

Estamos realmente desorientados, millones de hermanos nuestros huyen sin saber a dónde, la muerte se lleva vidas inocentes todas, porque como humanidad equivocamos el verdadero rumbo :
el sentido de nuestra vida era el amor... y elegimos el odio. 



Viviana Laura Castagno Fuentes.