Seguidores

sábado, 13 de febrero de 2016

                                     SENTIMIENTOS INEFABLES 


Te extraño, aunque no he estado pensando en tí ¿sabes?, te he extrañado últimamente ; en algún intersticio o en algún recodo de mi alma aún estás vigente sin dudas. 

Parece una contradicción esto que estoy confesando, porque estamos tan lejos, nos separan ríos caudalosos ; montañas con nieves eternas ; árboles que acarician nubes esponjosas , pero nos une un cielo que es nuestro cómplice perpetuo. 
A veces me pregunto : ¿Qué parte de tí es la que extraño, si no nos hemos conocido personalmente hablando?. 

Son los inefables misterios que guardan los sentimientos, son grandes simuladores, urden subterfugios para desorientar a la tozuda e insistente mente. 
Por ello te decía, conscientemente no estabas en mis pensamientos y sin embargo estuve extrañándote con creces, debo admitirlo.

¿Y qué es extrañar a quién no he conocido todavía? ; se siente como un vacío que lacera al alma y grita en silencio cuánto duele esa ausencia. 
Y si jamás nos conocimos : ¿ por qué hablo de ausencia, si justamente extrañamos cuando hemos experimentado la presencia?. 

Misterio perpetuo esto de los sentimientos, extrañar si tu mirada y la mía no se han asido al alma todavía. Busco justificaciones, pero huelgan todas ellas, la verdad es que muerde cada espacio mío la ausencia de una presencia jamás concebida. 

Te extraño, aunque apuesto al desapego en las relaciones humanas, porque estoy convencida que el verdadero amor : no captura,ni sojuzga, todo lo contrario, deja volar libremente y emancipa a quién amamos.
Discúlpame : pero... te extraño y debo ser honesta. 

Viviana Laura Castagno Fuentes.