lunes, 1 de febrero de 2016

" MI OBSEQUIO "

Querida luna, estamos de nuevo juntas, hemos despedido al sol, estará muy lejos encendiendo despertares y suspendiendo sueños.
Es nuestro turno ahora, total, estamos solas y no hay nadie que nos interrumpa.
Luna bella, hoy fuí osada y pedí permiso a dos esbeltos troncos para obsequiarte un columpio.
¿ Lo has visto, o aún estás adormilada?, es hermoso, podrás jugar conmigo un rato, si lo deseas claro. Intenté hacer uno tan parecido al que mi Padre armó para mí hace muchos, muchos años, confieso que es idéntico.
Ven luna, acerca tu faz, ésa, la que más fulgura e intentemos hamacarnos juntas.
¿ Se siente bien, no te asusta?, toma las cuerdas con tus manos y daré un pequeño envión, será muy suave te prometo.
Se siente al viento en las mejillas ¿ es así amiga?, me encantaba jugar en el columpio, imaginaba que podía robarle una estrella a tu cielo, pero jamás pude hacerlo.
Te ha gustado, tu cara lo dice todo, brilla como nunca, hasta estás encegueciéndome te confieso.
Tranquila, lo he detenido, ahora baja despacio, puede que te genere un pequeño mareo, pero no es nada luna, superarás enseguida.
¿Puedo ayudarte amiga mía ?, debes seguir alumbrando ; sube despacio a tu cielo pues está ansioso esperando, porque una mujer niña te arrebató un momentito para que juegues con ella sus viejos y añorados juegos.
¡Muchísimas gracias amiga luna, sol de mis noches a veces tan eternas y vacías!.

Viviana Laura Castagno .