sábado, 30 de enero de 2016

" MI CONFIDENTE" 

Abrir un viejo libro, es bucear en los mares,

escalar escarpadas y sinuosas montañas, 
desandar caminos;senderos y verdes valles 
descender sin redes por fiordos imponentes. 

Abrir un viejo libro es un acto de confianza, 

es creer que en sus páginas ya exploradas 
hallaremos la frase o la palabra escondida
que tal vez nos revelen la verdad anhelada.

Abrir un viejo libro es un gran viaje de ida, 

es surcar cielos infinitos, desplegar las alas
nadar un océano de procelosas aguas, 
sumergir la mente, bañarla en palabras. 

Abrir un viejo libro, es visitar al amigo,

al confidente, recostar el cuerpo con calma 
sabiendo que garantiza la confianza 
porque jamás un libro defraudaría al alma. 

Viviana Laura Castagno.