sábado, 30 de enero de 2016

 JALEA DE UVAS GIGANTES "

Y ese día tan ansiado  , llegó por fin  para el abuelito y los niños , sin avisar siquiera . El  gran árbol había sido plantado  hacía meses , a todos sorprendía su enorme tamaño , su altura y la rapidez con la que crecía .
Cada mañana era celosamente vigilado por todos , los niños hasta necesitaban de un catalejo para observarlo , porque desde el suelo no podían hacerlo .
Los habitantes del pueblo , hacían una ronda entre todos entrelazando sus manos , para lograr rodear la cintura gorda del portentoso tronco .
Cantaban canciones muy dulces para celebrar el crecimiento  , en el pintoresco pueblito  había nacido una variedad de vid especial y única y ameritaba el festejo .
¡ Vamos niñitos ! , dijo el abuelo : " está todo listo para la recolección de las uvas " .
Con una gran escalera , treparon hasta alcanzar las ramas sólidas y comenzaron a subir por ellas .
La niña se sentó sobre una de ellas , comenzó a desprender con sumo cuidado uva por uva ; el niño menor , estaba dentro de una gran taza voladora y el mayor osadamente trepado al brazo de otra gran  rama .
El abuelito tenía un tonel donde se depositaban las frutas , pero antes eran trituradas por el imponente instrumento musical que le aportaba la magia y la melodía necesarias .
Desde abajo todos estaban mirando , atentos por si alguna uva caía , podían lastimarse debido a su gran tamaño .
Pero todo transcurrió con absoluta normalidad , nada pasó al final y los niños junto al abuelo , lograron cosechar todas las frutas para elaborar la más exquisita de las " jaleas de uvas " para todo el pueblo .
¿ Vieron qué satisfacción genera el trabajo solidario  ? , aunque sea  pequeñito , no importa , lo trascendente es dedicar un instante de nuestra vida para colaborar desinteresadamente para hacer feliz a la gente .

Viviana Laura Castagno Fuentes -